Blogia

rua

Salchichón

Durante bastante tiempo he mantenido victoriosamente la teoría

de que tendríamos que enseñar a los italianos a hacer jamón,

a cambio de que ellos nos enseñasen a hacer salchichón.

No quiero echar por tierra

la calidad de los multiformes salchichones pirenaicos

ni abaratar la fama de los de Vic,

pero Italia es caso aparte,

y no hablo de esos discutibles salamis con los que nos inundan,

sino del auténtico salchichón,

del embutido de cerdo curado con pimienta.

Hasta que mi amigo y compadre Juan Peña

me presentó en su indescriptible mesón cordobés

un plato de salchichón artesanal,

elaborado con presa de cerdo ibérico.

Estaba para saborearlo de rodillas

y con lágrimas de agradecimiento

por encontrar una joya así.

Los elabora Navarro en Valdelarco, Huelva.

Y están contados.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Oda nº 3.

No abunda mucho el placer

de charlar con esa gente

que da generosamente

las perlas de su saber.

Mas bien, lo que puedo ver

es un montón  de arribistas

tramposos y oportunistas,

con cerebros microscópicos,

que nos inundan de tópicos,

y encima van de altruistas.

 

 

 

 

Carabineros

Nuestros padres consideraban al carabinero como la gamba del pobre.
Hoy el carabinero fresco es un marisco raro y caro.
O sea, que de pobre nada.
Su sabor intenso
está lejos del toque sutil de una gamba de Huelva 
o de una quisquilla de Motril.
Para  tomar buenos carabineros, debemos viajar al Sur.
Hay que pedirlos a la plancha, pero enteros,
para mantener intactos tus abundantes jugos,
que se han de tomar con cucharilla,
porque son lo mejor de este increíble y rojo gambón.
Sobresalientes son los carabineros de Sal Gorda,
una estupenda marisquería malagueña,
y excelentes los cocinados con oloroso que ofrecen en el Faro del Puerto,
uno de los mejores restaurantes gaditanos.
A veces el placer tiene que ser rotundo, impactante y agresivo
para ser placer.
Como los carabineros.

Oda nº 2.

La vida, vaya aventura.
Dos placeres, mil historias,
cien mil infiernos sin glorias,
cinco gramos de ternura.
Un derroche de amargura 
y un plan que al final se aborta.
Pero lo que más importa
es que esta cansina vida,
triste, torpe y dolorida,
siempre nos parece corta.



Caldo Gallego

Grelos (o berzas),
unos cachelos  (patatas),
judias y agua.
Y para darle sabor, el unto (tocino muy añejo)
Esta es la esencia del caldo gallego, probablemente el mejor caldo del mundo.
El caldo gallego observa fielmente la norma "anti-michelín":
cuanto más humilde sea el restaurante, mejor es el caldo. 
No hay primer plato más indicado en esos primeros días invernales,
que suelen llegar sin avisar, como salteadores de caminos.

 

ODA Nº 1.

El amor yo lo percibo
como un esclavo absorbente
dulce, ardiente, impertinente,
agradable y vengativo,
que sin el menor motivo,
es compañero y fiscal,
un aliado y un rival
que cambia de sopetón
el "sí" que es afirmación,
en un "si" condicional.

CANEDO (Palacio de)

La filosofía de José Luis Prada es "a tope".
Su restaurante-hotel, situado en una colina de la aldea de Canedo,
con medio Bierzo a sus pies,
resume perfectamente esta forma de entender la profesión y la vida.
Descanso a tope, relax a tope, calidad a tope,
cocina auténticamente antigua, esa que no conocía el plástico y los hipermercados.
Prada consigue hacernos disfrutar de la forma de comer y vivir de nuestros abuelos.
El Palacio de Canedo es el Palacio del Lujo Rústico.

 

 

De ensaladillas.

ensaladilla

Querida Angelina:

Has de saber, querida mía, que la ensaladilla rusa, como la saboreamos aquí, de rusa solo tiene la patata. La original fue inventada en 1860 por Lucien Olivier, chef del restaurante Hermitage de Moscú . Los ingredientes que empleaba la receta original de Olivier eran caros (por ejemplo empleaba carne de venado) y su composición así como su preparación eran un secreto oculto. Cuando el Hermitage cerró en el año 1905 la receta original se perdió así que es imposible reproducirla hoy en día. En Rusia, además de patata, ahora le echan pollo, pepinos, pepinillos, arenque…o sea que la rusa es la rusa, y la ensaladilla rusa que tomamos por aquí es más española que el fandango.

RANKING NACIONAL DE ENSALADILLAS. (SEGÚN MI PALADAR)

1. LA ENSALADILLA DEL GAUDÍ. El Gaudí es una cafetería de decoración modernista (de ahí su nombre) situada en el centro de Córdoba enfrente de El Corte Inglés. Tiene una agradable terraza y ahí se junta una clientela diversa e intergeneracional. Por la noche, el Gaudí es uno de los sitios para tomar las primeras copas, o sea, que allí, lo mismo desayunas que te emborrachas. Entre la tapas más o menos típicas que ofrece, destaca una soberbia ensaladilla, con todos sus ingredientes muy picados y bien enlazados con una soberbia mayonesa leve pero interesantemente aliñada con un excelente vinagre jerezano y se presenta acompañada de una cestita variada con colines, grisines, regañás, en definitiva, un acierto de preparación y una delicia para el paladar, No es la primera vez que intentando ir de ronda de tapas por Córdoba he tomado una ensaladilla en el gaudí, de primero, de segundo, de tercero y de postre. La ronda comenzó y acabó en el mismo sitio.

2. LA ENSALADILLA DE CASA FLORES. La mejor marisquería del Puerto de Santa María se llama Casa Flores y está situada precisamente en la calle que se denomina popularmente la costa del marisco. Mientras esperas el bogavante o la langosta, te ofrecen para que te vayas entreteniendo, una ensaladilla minimalista, patatas, gambas y mayonesa, pero qué patatas, qué gambas y qué mayonesa… Indefectiblemente la tapa se queda corta, se pide un plato bien abundante de ensaladilla y lo siento, la langosta puede esperar.

3. LA ENSALADILLA DEL CUNINI. Lo mismo que he dicho de Casa Flores se puede decir del Cunini, solo que Flores está en el Puerto de Santa María y Cunini en Granada. La ensaladilla es la misma, patatas, gambas y mayonesa, no se quien a copiado a quien, pero está igual de exquisita. Para encontrar una diferencia, podría decir que en Cunini la patata esta cortada en dados mas pequeños y las gambas igual, y la de Flores es más generosa en gambas, por eso Cunini ha tenido que cederle el segundo puesto.

4. LA ENSALADILLA DE LAS PALOMAS. Las Palomas es un bar típico de Cádiz situado en el casco antiguo cerca de los barrios típicos donde se celebra por todo lo alto el Carnaval. En las Palomas te ofrecen una ensaladilla como los helados, en bolas. El camarero te sirve una bola o dos de patatas con atún guisantes y zanahorias, y luego te echa un buen cucharón de una mayonesa muy original, mucho más amarilla de lo normal y bastante más cremosa y suave. La chicha tiene poca chicha, lo curioso es la mayonesa, tanto es así, que más de un payo va a Las Palomas y pide un plato de mayonesa para hacer barquitos con el pan. En cualquier caso la ensaladilla tiene un punto de original, que merece el cuarto puesto.

En otras palabras, según mis gustos, yo creo que más que rusa tendría que llamarla ensaladilla andaluza. O para ser más exactos y jugar a la fusión, ensaladilla anda-rusa.

Díselo de mi parte a Brad y a los niños.

  

 

 

La poción mágica de los batasunos.

¿Otegui es otro Asterix?

 

Confirmado. Al batasuno Otegui le va cantidad la kale borroka,
pero lo que le pone pino es la kama borroka.
Pero empecemos por el principio:

Entretenido estoy haciéndole boicot a las musarañas, cuando aparece Alfonso Rojo con un espectacular cabrio del color de su apellido.

-Te lo presto para un fin de semana.
-Tú, siempre tan oportuno. Era el coche ideal para llevar a Elena de Regoyos a una cena íntima en una terraza de verano, pero resulta que estamos en invierno, han venido las lluvias y los fríos y para más inri has dejado que marchara al Brasil mi amor platónico sin darme la oportunidad de decirle que me ha robado el corazón. Ya me dirás que quieres que haga ahora con ese trasto.
-¿Tienes experiencia en brujas?
-¿En brujas? Toda. ¡Si yo te contara..!
-Lo suponía. ¿Conoces Zugarramurdi, un pueblo del Norte de Navarra, lindando con la frontera francesa?
-Claro. Por cierto, tengo una camiseta negra de allí, la mar de molona.
-Lo que no tengas tú. Pues ya puedes irte. Tienes reservada una habitación un hotel rural.
-¿Y qué tengo que hacer en la capital del aquelarre?
-Entrevistar a una bruja
-¿A una bruja de verdad? ¿Todavía quedan?
-Pues claro. Un amiguete de Irún me ha conseguido una cita con una, y te espera. La única condición que ha puesto es que quiere darse un voltio con un cabrio rojo. Por eso vas con el.
- Vaya con la bruja. Estará cansada de tanta escoba. Espero que tenga carnet.

Conduzco hasta Pamplona sin poder descapotar el coche, porque llueve como si la Virgen de la Cueva se hubiese cabreado por tanta rogativa. De todas formas, hace un frío que pela, y tendría que tener nervios de esquimal para poder soportarlo. Subo el puerto de Belate con niebla hasta las cejas, si no veo dos en un burro, mucho menos voy a diferenciar una bruja de una apacible viuda de caserío. Pero en el valle del Baztán, de repente el tiempo se aclara, la temperatura sube, el sol castiga, y en Zugarramurdi entramos mi coche y yo bien descapotados. ¿A qué vienen estos calores? El pueblo de Zugarramurdi, muy bien, gracias, me acerco a las cuevas de las brujas, atracción turística, antes de verlas hay que pagar y bajar un montón de escaleras, no gracias, ya caí en esa trampa la primera vez que vine. Pero aún así, hay que investigar, bajo del coche, me acerco a la taquilla, y cuando voy a preguntarle a un tiarrón, con riesgo de que me parta la boca, si ha visto por ahí a una zugarramurda con su escoba voladora, alguien me llama. Miro para atrás, y veo a una tipa impresionante que me atrapa con una sonrisa de oreja a oreja.

-Hola, me llamo Idoia.
-¿Tu eres la bruja? Pareces su nieta.
-¿Qué pasa? ¿Que para ti todas las brujas son viejas y feas? Alguna vez en su vida fueron jóvenes como yo.
-Pues tú estás de dulce, dicho esto sin animo de molestar tus brujerías. Cuando quieres empiezo la entrevista.
-Espera que salgamos de aquí.

Arranca el coche, y nos perdemos por la montaña. La carretera se estrecha, se convierte en una pista llena de baches y piedras, pero no lo noto. Compruebo las ruedas y veo que el coche va dos dedos por encima del suelo, levitando. Me quedo de piedra.

-¿Te gusta el truco?
-Si empezamos alucinando, yo me largo, me dan yuyu los milagros y las cosas extrañas.
-Tranqui, no te voy a hacer nada. Me estás cayendo bien, aunque yo esperaba que me viniera alguien de mi edad.
-O sea que te querías tirar un becario, pero hazte cargo, han enviado al abuelo porque pensaban que la bruja iba a ser de mi quinta. Si llegan a saber que eres cómo eres, hubiese venido el mismísimo Alfonso Rojo, que ése sólo aparece si va a pillar cacho.
-Bueno, bueno, ya veremos, la noche es larga y conmigo más.

No me da tiempo para pensar en las ulteriores consecuencias de tan prometedora frase, cuando va directa al grano y me espeta:

-¿Sabes quien viene mucho a verme, así motorizado como tú? Arnaldo Otegui.
-¿También aparece con un cabrio rojo?
-Las ganas. Me trae un Suzuki de segunda mano y sin techo. Una carraca.
-¿Y a qué viene el batasuno?
-Pues eso, a ser más batasuno.
-Más aún, imposible. ¿Qué le das?
-Lo que le doy a todos los que van de ese palo, una poción.
-Espera, espera, que me pierdo. Según tú, todo el rollo del patriotismo vasco, independencias y demás mandanguitas euskalerriacas, viene de una poción mágica? ¿Como en las historias de Asterix?
-Pues sí. Es que sus dos creadores, Goscinny y Uderzo, venían todos los veranos a ver a mi madre. Y ahora ella está en París dándose la gran vida a cuenta de los derechos de las historias. Es que nosotras, las brujas, siempre hemos sido una gran fuente de inspiración. En época de los romanos nos llamaban musas y nos adoraban como diosas.

Vaya, vaya, vaya. O sea que Otegui va de Asterix, la aldea gala es Euskadi, en vez de druida hay brujas, los romanos somos los españoles y César es el zapatero de turno.  No me había percatado yo de la oculta lectura que tienen esas historietas, se ve que tengo floja la semiótica. Llegamos al bosque o a la selva de Irati, la mayor concentración boscosa de esta parte del País Vasco. Al parecer, esta inmensa arboleda es realmente la finca particular donde las brujas entran como Pedro por su casa, perdón, quería decir como Patxi por su caserío. Dejamos el coche, y nos sentamos al borde de un arroyo. Se ha levantado una niebla, pero el día está claro. ¿Aún es de día? Miro el reloj y son las once de la noche.

-No hagas caso, son cosas mias. Pero si no te gustan mis trucos, hago así y se hace de noche.
-Dejalo, hagas lo que hagas ya me tienes embrujado. La verdad es que todo lo que me has dicho es difícil de creer. Ahora resulta que el batasuno no nace, se hace. Viene un fachita pepero de
Neguri, se bebe tu poción y sale sabinoarana perdido.
-Más o menos. De hecho, la bruja de
Sabino Arana fue la que inventó la fórmula original y me da que se pasó en la dosis.
-No me extraña, he leído parte de las burradas que escribió ese tipo y para poner eso en un papel hay que estar muy colocado. Ahora me explico yo unas cuantas cosas. O sea que el
Otegui viene cada dos por tres con el todoterreno a repostar para toda la peña. Y tú, tan pancha.
-Oye tío, de algo hay que vivir. No sabes tú lo cara que está la merluza de pincho.
-Y esa poción tan política ella, ¿tiene efectos secundarios?
-Algunos. Hace subir el mal genio y dan ganas de romperlo todo. Bueno, eso es lo que ellos esperan. No te creas que vienen por amor a la patria, sino por ganas de bulla. El efecto malo de mi poción es que inhibe el apetito sexual. Te la pone blanda.
-¿Como el bromuro que ponían los sargentos en el rancho de la mili?
-Mucho peor. Pero ese detalle le gusta mucho a las mujeres, porque controlan mejor a sus maridos cuando salen de casa a quemar autobuses. Saben que después de la hazaña, se van de vinos, pero no de putas.
-Lo tienes todo previsto. ¿No han notado tus clientes que a base de beber tu poción no se ponen calientes?
-Claro que sí, pero no protestan. Les viene muy bien para cumplir con el Undécimo mandamiento de la Ley de Dios en Euskadi.
-¡La leche con los vascos, parecen de Bilbao, tienen once mandamientos! ¿Qué dice el undécimo?
-"En Euskadi no se folla". Eso dice. Del Ebro para arriba, no se folla, se fabrican hijos. Para follar, follar, hay que cruzar el río. Cuando el batasuno tiene ganas de comerse un rosco, entonces viene aquí, yo le doy una poción sexual y cruza el Ebro verraquito perdido.
-¡Joder con los batasunos de los huevos! Van de poción en poción. De lunes a viernes, la que le pone kale borroka. Los sabados, sabatedes la que les pone kama borroka. Asi están los tíos, que se salen del cuadro.
-Ya me dirás. Y ahora el
Zapatero y toda su tribu de madrileñitos casposos están ahí dale que te pego pidiéndonos una tregua. ¡Qué coño de tregua, si aquí tenemos unas ganas locas de pasar por la piedra a toda esa España suelta que está tocándonos las narices!
-Ya, ya. Y tú detrás, moviendo los hilos.
-Ya me gustaría a mí. Pero eso sí, mi gremio manda la tira. Las brujas en Euskadi siempre hemos estado organizando todos los cotarros. No te olvides que esto es un matriarcado. De vez en cuando, hemos permitido que quemasen a las más pánfilas, como sucedió aquí en Zugarramurdi, pero esta quema ha servido para que los obispos crean que tienen la sartén por el mango y el mango también.
-Claro, se me olvidaba, estamos en el País Vasco, aquí el clero manda un huevo. Y en Navarra, no veas, hasta los pinos son del Opus.
-Los curas son nuestros clientes preferidos. A los sotanillas les preparamos una poción que la llamamos
Tres en Uno, porque los vuelven más castos, más vascos y más tozudos que una mula. Tomas una tacita de esa poción cada mañana y te pasas el dia con una mala leche del carajo la vela, o si no, recuerda como se ponía el Setién.

A todo esto, no sé exactamente donde estamos. Irati es inmenso, no sé si estamos en la parte navarra o francesa, pero para ellos da igual, todo esto es tierra vasca y tierra de brujas.
 Apunto la posibilidad de un akelarre, pero me dice que hay falta de quorum. Hoy sus compañeras están en Bilbao, de convención. Van a hacer un akelarre en el Guggenheim pero los del Gug como son muy pijos, la llamarán performance. Aún así, algo va a hacer, porque ha encendido una hoguera, empieza a bailar y a decir encantamientos, arroja unas hierbas que me ahuman y al poco rato yo no sé si he rejuvenecido, pero me entran unas ganas locas de levantar piedras. Joder, de golpe se me ha ido la cara de Antonio de toda la vida y se me ha puesto pinta de Andoni que tira de espaldas.

-Oye, si el Otegui se lo ha hecho contigo, ese paisano no tiene mal gusto, pues.
-¡Ja, ja! ¡Qué acento tan raro te ha salido! Pareces de Treviño.
-Eres una bandida, me has dado la poción batasuna. Pero no me siento blandengue para nada. Todo lo contrario. Estoy salidísismo
-Es una nueva que estoy probando para los canallas como tú. Ya te dije que conmigo la noche iba a ser muy larga.

Y no sigo, porque seguir por seguir, es tontería. Para qué contar que en el bosque de Irati en una noche de diciembre que parecía verano, me devoró enterito una bruja rubia de 22 años que estaba para ponerle un piso. Nadie se lo creerá. Todos pensarán que no era una bruja, sino la hermana gemela de Angelina Jolie.

Pero eso sí, opino lo que Otegui en círculos íntimos:
Donde esté la kama borroka... que se quite la kale borroka.

Soneto infame de un chisgarabís

dedicado a Jesús del Gran País.

<center>Soneto infame de un chisgarabís<br><br> dedicado a Jesús del Gran País.</center>

Voto a Dios que me espanta esta grandeza,
no sé como narrar tanta codicia,
tan sólo un burlador de la justicia
sin malicia vería su riqueza.

Con Franco tuvo proverbial franqueza
y con González exhibió franquicia,
sacó jugo con prisa a la noticia
y trató a la derecha con dureza.

Y si Cervantes escribió el Quijote,
cautivo, solitario, pobre y manco,
lo que hubiera inventado el carajote
de haber estado a sueldo de Polanco.

De este país hay que pedir la “baixa”,
si el tipo se nos casa con La Caixa.

Nuestro mejor invento: La Patria.

patrias 

La patria es un productivo juguete, que hemos diseñado nosotros, los jefes, con el único fin de distraer a la plebe. Gracias a la patria, la gente anda entretenida con himnos, banderitas y fronteras mientras nosotros, los jefes, nos las saltamos, porque nuestra única patria es el dinero y el poder que de él emana.

Para evitar que los borregos se escapen del redil, pagamos a unos intermediarios que juegan a ser políticos. Los que mejor cuidan de nuestros intereses reciben a cambio de su afán, alguna gabela en efectivo o la condonación de alguna incómoda deuda.

Para controlar a los controladores y vigilar a los vigilantes, contamos con mastines a sueldo, que se dicen periodistas, y están amaestrados para no soltar la presa. A los más feroces los premiamos con honores de mucho fuste o piscinas en suelo protegido.

Lo bueno del asunto es que el estúpido populacho, mientras se amarga con sus trabajos basura, se ahoga en sus hipotecas, o simplemente se muere de hambre, es tan iluso que se considera "pueblo soberano", y cree a pie juntillas que con su voto puede cambiar el mundo, un mundo que los jefes hemos construido a nuestra imagen y semejanza.

Pero nos viene muy bien se lo crean.
El patriotismo es el refugio de los canallas y la esperanza de los imbéciles.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Propósito de jodienda.

Propósito de jodienda.

Políticos, gorrones, poderosos,
aristócratas, pijos, triunfadores,
diputados, obispos, senadores,
millonarios, notables y famosos.

Montillas y zaplanas, acebines,
ibarras, ibarreches, roviritas
maragallitos de corral, putitas,
banqueros, caixeros y botines.

Federiquetes y sus derechonas
rubalcabinos y socialistillos,
el que va de importante, el botarate,

los fanfarrones y las fantasmonas,
los cabecillas de un país de pillos:
todos serán el pasto de este vate.

Animales y políticos.

Vidas (sexuales) paralelas.

mantis


Para la derechona cavernaria:
La mantis religiosa, durante el acto sexual, sujeta al macho contra el tórax y comienza a devorarlo, empezando por los ojos. Continúa su banquete destruyendo un grupo de nervios, situados debajo de la garganta, que controlan la conducta sexual. En cuanto éstos desaparecen, se esfuman todas las inhibiciones y el insecto, sin cabeza, se agita frenéticamente, empuja con mayor desenfreno y proporciona así más placer a la hembra. Después del orgasmo, ella culmina su festín, devorando el órgano sexual del macho.

Para la izquierdona solitaria:
La hembra del puercoespín suele estimularse sexualmente con un palo.

Para el tripartit catalán:
Los gansos forman vínculos homosexuales y cuando una hembra celosa interrumpe a la pareja, nace un ménage a trois.

Para el pene en uve:
El pene de la chinche Lygaeus equestris alcanza una longitud igual a las dos terceras partes de su cuerpo. Si esta relación se mantuviera en el hombre, el miembro viril mediría metro y medio. 

Para el kaleborriko:
El topo marsupial dedica 11 horas diarias a la actividad sexual.

Para el rubalcabo chusquero:
El chimpancé tiene el record de rapidez en el acto sexual entre los mamíferos: Lo consuma en tan sólo 3 segundos.

 

Ojo con La Jefa. Os pasará factura.

caixa

Adoro a La Jefa. Ella sí que manda.
España es su finca.
Y Catalunya, su patio de recreo.
Ha conseguido un milagro económico:
Que los catalanes, bien sumisos,
paguen dos veces por nada.

De Tarragona a Barcelona,
(la máxima concentración urbana de Cataluña
y una de las más densas de Europa)
hay dos autopistas de peaje,
las dos son suyas,
Y la única alternativa, no pagana, es una carretera nacional
la temible N-340,
que atraviesa varios pueblos y docenas de semáforos.
Alvarez Cascos, cuando era ministro,
impulsó una autovía gratis y así le fue.
A la autovía y a él.

La Jefa es la máxima institución financiera sin ánimo de lucro,
(sobre el papel)
solidaria,
(con los poderosos)
amante de las ciencias,
(previo pago de su importe)
impulsora del mecenazgo,
(monárquico)
protectora de la infancia,
(de las mamás infantas)
y, por supuesto, faltaría más, hasta ahí hemos llegado,
D.M.
Dictadora Máxima,
S.P.
Sojuzgadora de Políticos,
C.P.
Corruptora de Periodistas,
y D.E.P.E.
Dueña de España y Parte del Extranjero.

¿Quiénes sois vosotros,
escoria imbécil, arrastrados gusanos, plebe inmunda, súbditos sin pedigree,
para hacerle boicot a vuestra Jefa?
Ella conoce vuestros nombres
y sabe a cuánto asciende la hipoteca de vuestros domicilios.

Lo vais a pagar caro.
(Al mil por ciento TAE, tirando a corto)

Referendum....¡Ya!

bandera


Bueno, vale, ya está bien. Los príncipes tienen su infantita.
Ahora nos toca a nosotros.
Quiero el referendum sobre Leonor.
Mejor hoy que mañana.
Y nada de aprovechar
que el Pisuerga pasa por Valladolid
y mezclar churras con merinas.
Referendum puro y duro.
Con un sola pregunta:

Si la niña puede ser reina.
Si o no.


Quien vote que sí,
estará a favor de la igualdad de derechos entre distintos sexos.

Quien vote que no,
será un machista retrógrado.

Y quienes votemos en blanco…..
Je, je, je
Seremos los numerosos republicanos
que estamos esperando nuestra oportunidad
para sacar a pasear nuestra banderita tricolor.

La Solución Final: Falla de Mitras.

 

Amados Monseñores en Cristo:

Vais de culo.

Segunda manifestación inútil que le hacéis a Zapatero.
Os estáis gastando una pasta y ni caso.
Antes de que arruinéis al Vaticano, os hago una modesta proposición:

Quema de obispos a lo bonzo

Inventaron esta forma de protesta unos monjes budistas vietnamitas en los años 60.
Pero yo la considero muy valenciana,
con el ventaja adicional
de que en vez de un ninot de madera
que cuesta muchas horas de trabajo,
se quema un obispo vivo,
que, según afirman curas de fíar, hay demasiados.
Pero hay otras beneficios colaterales.

Ahorro de carburante.

Tres litros de gasofa sobran para quemar un obispo, por mucha barriga que tenga, mientras a saber los litros que se han gastado con tanto autobús lleno de católicos protestantes convergiendo a Madrid.

Máyor repercusión mediática.

Una manifestación de multitudes, masas, pueblo soberano o puta escoria, es, como sus propios adjetivos indican, algo muy aleatorio. Puede estar formada por dos millones de ciudadanos conscientes de sus responsabilidad y decididos a exhibir democráticamente su derecho a protestar, si la manifa la organiza el gobierno, o por dos mil despistados de la chusma que pasaban por ahí, si está organizada por la oposición. Los números son de goma, la guardia urbana, a la hora de contar, mucho más, y los periódicos, como es lógico, solo están atentos al que más paga. Sin embargo, obviamente, un obispo quemándose junto a la Cibeles, aparte de ofrecer un estimulante espectáculo de luz y sonido, es una cifra imposible de manipular, única e indivisible, tiene nombre y apellidos, se llama por ejemplo Monseñor Briones, Obispo de Segorbe. Y no veas tú la mundial que se montaría, cuando la Iglesia hiciera una sacrosanta protesta a lo grande, en esos casos especiales en que hay que exigir aumento de sueldo o salvar una Caja de Ahorros. Entonces se organizaría un incendio solemne, de pontifical, concelebrado, con el presidente de la Conferencia Episcopal a la cabeza, rodeado de sus obispos pelotas, y con la falla mitral, retransmitida por todos los Santos y su capo don Bernardo. Este sistema de protesta, que sustituye la cantidad por la cualidad, tendría mucha mayor repercusión mediática; a bote pronto, los audímetros garantizan una subida de 5 puntos en el share, por cada minuto de obispo quemado y retransmitido. En estos delicados asuntos de profundo calado teológico, hay que echar mano de la patrística e invocar el argumento de autoridad de las grandes teólogos de la modernidad, los Monty Pithon, que afirmaron hasta quedarse roncos, que el autentico sentido de la vida radica en salir mucho tiempo en televisión: Si sales mucho, te salvas, si no, estás condenado.

Corrimiento de escalas.

Uno de los problemas más graves que padece la Iglesia, es la inflación de su cuadro de mandos, todos los analistas coinciden que tiene sobredimensionado su staff. Si la Iglesia fuese un trust como es debido, sin remilgos curiales, tendría que proceder con urgencia a generar sedes vacantes, mediante los incentivos de rigor: jubilaciones anticipadas, expulsiones pactadas, o creación de un conveniente número de vicepresidencias con derecho a nada. Al paso que van, se corre el peligro inmediato de que haya más jefes que indios. Los cuatro curas que quedan, se desaniman, se hacen maricones, o las dos cosas a la vez, porque no suben de categoría, no hay corrida de escalafón por culpa de un exceso de obispos, que se han agarrado como una lapa a sus solios. Gracias a esta ígnea depuración, la Iglesia conseguiría una excelente oportunidad de lograr sedes vacantes, y hacer algo potable de unos cuantos obispos que no hay Dios que los mate y que solo saben ir a Roma a incordiar.

Aumento del martirologio.

Este sistema, además, ahorraría al Papa alemán el trabajo de sacarse santos de la manga. Los que sacó los el Papa polaco no tuvieron mucha gracia, y los que nos tocaron en suerte a los españoles, unas veces eran altos cargos fundadores recomendados por el Sindicato de Banquero del Opus One, otras veces eran dos monjitas cansadas de curar pupitas a los negratas el Alto Volta, o lo que es más grave, era un buen zurrriagazo de santos mártires de la guerra civil del mismo bando, con lo que duele eso. Por el contrario, con este nuevo sistema, se automatizarían las canonizaciones. Todo obispo quemado, por el mero hecho de inmolarse en la plaza pública por una buena causa, sería automáticamente canonizado y nombrado santo patrono de su pueblo natal, con derecho a una semana de fiestas y corrida de vaquillas. (Así, como el que no quiere la cosa, y de carambola, se actualizaba la política de premios: en la actualidad, La Iglesia ofrece, a cambio de todo lo bueno que hay en esta vida, una salvación en la ottra vida que consiste en un cielo que nadie sabe en que consiste. Esta vaguedad, absolutamente inane, no tiene nada que hacer ante la promesa musulmana de 50 huríes vírgenes a tu disposición (Una duda me viene de improviso, e imploro ayuda al Google de Mahoma: las moritas suicidas, ¿en el cielo tendrán 50 sultanes vírgenes, o tienen que ser lesbianas para ser suicidas?)

Efecto llamada.

De la misma forma que una violación engendra, por mimetismo, una cadena de futuras violaciones, una campaña de quemas episcopales, bien planificada, podría generar, por medio de las sinergias, que otro tipo de sectores de público con capacidad de protesta, buscase el mismo sistema, con lo que al cabo de un tiempo, a la quema de obispos, le seguiría la quema de pescadores, de transportistas, de marineros, de agricultores, de autónomos, y demás familia. Y miren ustedes por donde, conseguiríamos el objetivo que esbozamos con el nombre de La Solución Final. Habríamos despoblado este país de sectores, claramente improductivos y excesivamente contestatarios, y nos quedaríamos con el único personal que importa en estos momentos del siglo XXI.

A saber:

De un lado,
la inmensa mayoría de súbditos de la mayoría silenciosa que consumen la tira.
De otro lado,
la inmensa mayoría de chinos y asimilados, trabajando como tales.
Y, bien arriba, dominándolos a todos,
je, je, je,

Nosotros, los Jefes.

Más sobre la ukra

Una lectora asidua,
de las pocas que no quieren verme colgado del palo mayor,
tiene curiosidad por conocer algo más de la vida y milagros de Alessia,
la modelo ukraniana que hizo estragos
en aquella cena
de aquel chalet
de aquella piscina
de cuyos nombres no quiero acordarme.
Pues bien, he realizado las convenientes pesquisas
(lo mío es el periodismo de investigación)
y estoy en condiciones de afirmar lo siguiente:



Nombre: Alessia Fedorovna.
Lugar de nacimiento: Kiev.
Fecha: 13 octubre de 1980.
Profesión: Modelo para todo.
Agencias: FVV Elite, ART King, Karl Ups, DFF Prod, MIT.
Lugares habituales de residencia: Praga, París, Ibiza.

Ultimos avatares:
De aquella cena sacó un pedrusco importante de Cartier, regalo de un marido ansioso, con la promesa de guardar un total secreto sobre lo que pasó y dejó de pasar y no andar con chismes exclusivos a las revistas del corazón.
También consiguió de cierto conocido banquero, presente en la fiesta, un préstamo a interés nulo para la entrada de un chalet en San Antonio, a cambio de la entrega del número de su móvil para ulteriores citas financieras.

ALESSIA Y SU CHALET


En la actualidad se la puede ver sirviendo copas energéticas a la hora del chill out en la terraza ibicenca del Elephant, rodeada de una parejita de guardaespaldas, tremendamente fashion y absolutamente gays.

ALESSIA Y SUS GUARDAESPALDAS


Tiene una novia que es más guapa que ella.
Puedo dar fe.
Pero no tolera que la fotografíen.

¡Angelina
tiene un cabreo...!

¡Angelina <br> tiene un cabreo...!

Aprovechando que estoy de vacaciones y me he cansado de rascarme la barriga, escribo una coña marinera, por amor al arte, para Periodista Digital y la gente se lo toma como si estuviese optando al Pulitzer de Fanfarrones Repelentes o perteneciese a la Internacional Machista de Ligones de Playa Antiafricanitos Irredentos.
¡La leche!
¿Qué está pasando aquí?
Vale, tíos, sí, corren malos tiempos para la lírica, el bigotes nos tocó demasiado los cataplines, el zetapé vive sin vivir en él y tan alta vida espera que acabará dándonos dentera, el maragalleador incansable es capaz de casarse con el zerolito con tal de seguir en el gobernalle, el ibarra desbarra cuando el ibarreche desbarrecha, el guerra viene en son de paz padilla, el chaves no chave/no contesta, el zaplana si te descuidas te rebana, el rubalcaba a la que puede te la clava, el felipe pertenece a la cofradia de jesús del gran poder que es el único que tiene prisa como tiene que ser y el nacionalista más tonto, con tres votos que le tocaron en una tómbola, hace relojes de cuco y se lo lleva calentito.
Pero eso no no nos puede arrebatar lo único que nos salvaría en caso de naufragio: las ganas de cachondeíto.
Aprended de Cádiz, que tres mil años de antiguedad sirven para ver las cosas que gracia, arte y salero. Están boquerones, hay paro hasta para decir basta, pero, coño, aún no ha nacido un infierno capaz de quitarle a un gaditano las ganas de hacer guasa.
Me ha llamado la Jolie y se ha cabreado con todos vosotros. Y muy especialmente con esos de la última fila, que van de cara seria, culo estreñido y cabeza en forma de empanada.
Por vuestra culpa, ya no podré cenar más con ella.
¡Ea!

Cas Plá
o un rinconcito de cielo.



Cuando una amiga del alma me pone en el bolsillo un billete de avión a Ibiza, en el aeropuerto me espera un coche de alquiler, y después de una cena con gente que no conoces y que al minuto se convierten en amigos, me deja en la habitación numero uno de Cas Pla, indiscutiblemente puedo considerarme un privilegiado de la fortuna.
La sensación de privilegio aumentó hasta límites insospechados, cuando al día siguiente y después de un sueño reparador pude contemplar, con los ojos bien abiertos de asombro, la exquisita maravilla donde estaba alojado.
Cas Pla se define como hotel rural y este detalle de modestia es una de sus numerosas virtudes. Pero a pesar de contar con las comodidades de un alojamiento de infinitas estrellas, y estar situado en uno de los rincones más atractivos de la isla, donde sólo cuenta el verde de los bosques y el azul del mar, Cas Pla es mucho, mucho más. Porque no en todos hoteles se pueden admirar juntas tantas antigüedades, reunidas con estilo y sabiduría. Tampoco es habitual el derroche de espacio: 16 habitaciones sabiamente disimuladas en 30.000 metros cuadrados de jardines, ensamblados con el paisaje, a modo de bosque natural. Las terrazas son un lujo para la vista, la piscina un deleite, el gimnasio, un estímulo, el jacuzzi una tentación, la sauna, el summum del gozo. Por su parte, la cocina está al nivel del decorado, porque su asesor es ese cocinero itinerante y genio de los fogones que se llama Pedro Monge. ¿Y qué decir de la amabilidad y la discreción del servicio? Están justamente cuando los necesitas y desaparecen para que en nuestra soledad bien compartida, podamos sentirnos propietarios de un complejo tan fascinante.
A cinco minutos nos aguarda el mar, y a 25 kilómetros está la marcha ibicenca, pero en Cas Pla nos envuelve la melodía de seducción de un silencio sonoro y nos subyuga esa calma interior y exterior, lejos del mundanal ruido, que tanto añoraban los místicos. Indudablemente, ésta es la mayor de sus virtudes, su irresistible imán. Cas Pla atrae tanto y son tan seductoras sus armas que sería un sacrilegio utilizarlo únicamente como dormitorio. Todo lo contrario, es el sitio ideal para ser disfrutado día y noche, solo o en buena compañía.
Pregunto por el creador de esta profusión de buen gusto. Me cuentan que es una bellísima propietaria que no tuve oportunidad de conocer, aunque estoy plenamente convencido de sus encantos. Solo una persona integralmente hermosa puede haber imaginado esta sabia combinación de elegancia natural y selecto confort, y además tener la generosidad de ponerlo a disposición del que sabe apreciarlo.
Si un día te dicen que en Ibiza han inaugurado una sucursal del Paraíso, no lo dudes, es Cas Pla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nada con sifón

Nada con sifón

Ibarretxe y Zapatero se reúnen.
Pero no harán declaraciones públicas.
A los críticos que le han acusado de oscurantismo, Ibarretxe ha dicho lo siguiente: “Para conseguir las mejores fotos del mundo, hay que estar en una sala oscura”.
Zapatero pensaba añadir: “Los dos tenemos intención de buscar en una habitación oscura con los ojos vendados un sombrero negro que no existe”
Pero al final, reflexionó, hizo una síntesis y no dijo nada.
O sea, dijo lo mismo, pero con menos palabras.
Claro que si al final la oposición le obliga a manifestarse, el portavoz del gobierno, concluirá afirmando que “de la reunión a oscuras no se ha sacado nada en claro, porque el que nada no se ahoga, el que no se ahoga, flota, una flota es una escuadra, una escuadra es un triángulo, un triángulo es un tripartit, y un tripartit es la pareja y alguien más”.

Hipótesis. ¿Y si lo que está negociando Ibarrexe y Zapatero a oscuras es la legalización del menage a trois?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres